martes, 23 de marzo de 2010

Kutimuy


Vuelvo a mis orígenes. Porque después de conocer el horror, después de un insomnio que me pareció perpetuo, después de que pensé que todo estaba dicho, me encontré con la oportunidad de volver a ser lo que soy: una periodista comprometida.
Y aquí estoy. Escribiendo nuevamente desde la dirección de un periódico. Embelesándome al saber que la vida es algo más que policías, ladrones, reos y narcotraficantes. Sorprendiéndome de nuevo en una ciudad que había olvidado. Devolviéndoles a mis hijos todo el tiempo que les he arrebatado y a mis amigos los vinos que les debo.
Reencontrándome con mi música, la que siempre sonó en mi corazón.Con dos celulares que son míos, sólo míos y que están autorizados a ser portadores de buenas noticias y alguna factura, pero absolutamente nada más. Volviendo a la red, de la que me había escabullido. Y diciendo mi palabra, en cada editorial.

2 comentarios:

miguel dijo...

Danielita, que bueno volver a leerte, aunque no me creas soy un fiel seguidor de tu blog.

Mil felicidades por le nuevo camino y espero ser, uno de los amigos al que le debes el vino..

Un abrazo

Miguel V.

Daniela Otero dijo...

Querido: Gracias por leer el blog a pesar de que estuvo desactualizado por tanto tiempo. Por supuesto que eres acreedor a uno de los vinos. Pronto pasaré por la oficina llevándolo y además con un documento que debo firmar. Un abrazo.