lunes, 12 de noviembre de 2007

Carta de amor

Mi escudero es flaco como Don Quijote y ha decidido que su misión en la vida es acompañarme y llevarnos, a mí y a sus dos hijos, a donde nosotros queramos ir.
Mi escudero tiene la voz suave y un aura de ángel que todos le creen. Es un hombre de bien. Por eso lo escogí como compañero de viaje y lo volvería a hacer, después de estos diez años.
Mi escudero me mostró que además de las preocupaciones diarias hay cosas más importantes. Me hizo consecuente con mi camino. Me enseñó, con paciencia, que el amor es posible y existe.
Mi escudero tiene vocación de jardinero. Cuando mi vida había sido devastada por un temblor, él se encargó de plantar flores en cada esquina y de regarlas hasta que se conviertan en grandes matas que ahora alegran mi vida.
Mi escudero tiene los genes potentes y me ha dejado lo que yo más valoro en la vida: dos seres humanos pequeñitos, que hoy nos recompensan diariamente, aunque no lo merezcamos.
Mi escudero, es y siempre será, el hombre de mi vida.
Feliz cumpleaños, mi amor.

4 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Muy lindo, muchas gracias por esas palabras llenas de dulzura.

la de la casa nueva dijo...

Felicidades entonces al escudero, por el año más, y por la dama tan bella que lo acompaña...

Fué tu cumple tambien Dani?
Otro salud por nada más!
jijiji
:)

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Conmovedora carta de amor. Es lindo tener un compañero que sea tu amor, tu cómplice...todo.

Un barazo para vos y otro para el cumpleañero.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Dani, te dejo mi celu para que nos ubiquemos en Chuquiago (estaré de
vuelta la próxima semana)y nos demos una manito de charla: 72016283.

Un abrazote, espero tu llamada.