miércoles, 24 de octubre de 2007

Felicidades

Me dobla en tamaño y generalmente no me escucha. Se enoja como un niño y abraza exactamente igual. Le encantan los autos, aunque en ninguno cabe. Dice las cosas de frente, aunque eso le traiga problemas. Si es necesario, pone el pellejo por lo que cree. Defiende sus convicciones, a capa y espada. Es la utopía hecha carne. Es mi jefe, mi consejero y, a veces, sobre todo cuando habla de los indígenas, mi conciencia.
Pero por sobre todas las cosas, es mi amigo.
Feliz cumpleaños, a la distancia.

3 comentarios:

Daniela Otero dijo...

Ególatras, los dos, copio este mensajito para que quede constancia:
Me hiciste emocionar!!! espero seguir aportando a la causa boliviana de cambio desde donde me toque estar.
gracias por la confianza y estoy orgulloso de tener como compañera-amiga una profesional tan calificada y profunda como vos.
UN GRAN ABRAZO A LA DISTANCIA!!!

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Qué lindo es tener un compañero. El mío esta lejos también, pero ya falta poquito para que podamosestar juntos de nuevo.

Un abrazo.

Daniela Otero dijo...

En realidad, el cumpleañero es mi jefe y mi compañero de trabajo, pero sí, Cápsula, es muy lindo tener un compañero, alguien con quien hablar y con quien compartir un proyecto de vida.