lunes, 28 de julio de 2008

Antes de partir


"Pensé que me liberaría saber cuánto tiempo me queda de vida, pero resulta que no", dice un enfermo de cáncer a otro, al enterarse que a ambos les quedaban apenas unas semanas de vida.
Jack Nicholson interpreta a Edward Cole, un egocéntrico empresario dueño de varios hospitales que, de un día para otro, se encuentra con su vida vacía y una enfermedad terminal.
Su compañero de cuarto, Morgan Freeman –interpretando a Carter Chambers- también tiene los días contados y esboza una lista de las ocho cosas que le gustaría hacer antes de morir. Igual que muchos de nosotros, en los blogs.
"45 años pasan volando, como humo por un ojal", dice Jack a su compañero de hospital, al convencerlo de que iniciara con él la aventura más importante de sus vidas: intentar hacer las cosas que les gustaría hacer antes de morir. Así, Edward y Carter, saltan en paracaídas, hacen una competencia en automóviles antiguos y visitan el Taj Majal.
Edward había vivido su vida ocupado en los negocios. Tenía dinero, mucho, pero no tenía lo más importante: alguien que lo visite en el hospital, además de su asistente. Por su parte, Carter era un profesor que, por las preocupaciones cotidianas –hijos, hogar y cuentas- había dejado todos sus sueños atrás hasta convertirse en un desconocido para sí mismo.
Una de mis películas favoritas de Jack Nicholson es About Schmidt. Mirar cómo se derrumba la vida de este jubilado, egocéntrico también, me sorprendió. Me pregunté que pasaría conmigo si, a mis setenta años, despertara al lado del Escudero y me preguntara: ¿qué hago al lado de este viejo?, pero inmediatamente después me pregunté ¿qué haría si me quedara viuda de pronto?
Ésas son las preguntas que las últimas películas de Nicholson me provocan.
Hace algunas semanas respondí un meme que preguntaba sobre las ocho cosas que me gustaría hacer antes de morir. The Bucket List, en la película.
Voy a añadir a esa lista dos cosas:
1. No encontrar una película cuando sea anciana que me recuerde que alguna vez la vida me alertó, diciéndome que el presente es le mejor regalo de la vida.
2. Deleitarme los domingos mirando películas y después leyendo cosas como éstas:
"¿Qué papel interpretará ahora, después de haber hecho de un viejo moribundo para esta película?", se atrevió a preguntar un intrépido periodista británico. "Voy a hacer de un asesino serial que mata a los reporteros que hacen preguntas estúpidas", fue la respuesta de Jack, el destripador.

1 comentario:

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Buenísima la respuesta de Jack.

En cuanto a películas en mi casa se impuso la democracia por 2/3 ya que los tres hombres votaron por ver todas las pelis de Batman (qué emoción). Ayer dormí en la primera, con Nicholson como el Guasón. Mas bien que la que está dando en el cine es espectacular, según dicen. Ni modo. Postergaré mis ganas de ver una buena peli hasta que se acaben los Batmans.

Abrazos muchos.