martes, 13 de enero de 2009

Mal, muy mal

Anoche ya sentía la garganta inflamada. Esta mañana desperté con algo de fiebre. Pero el empujón final lo dio el Escudero, que me dejó esperándolo en la puerta de su trabajo en plena lluvia. Ahora siento todo mi cuerpo adolorido y la cabeza me va a reventar. Escribo, pero siento que no podré terminar...

3 comentarios:

Vania B. dijo...

Pobre Dani, che. Tomate un café irlandés (con wisky) y vas a ver que lo vas a lograr.

Abrazo. Hablamos la próxima semana.

Daniela Otero dijo...

Amiga:
Estoy tan intoxicada con antigripales que tomo un café irlandés y termino volando, jajajja
Un abrazo,

sticker dijo...

You these things, I have read twice, for me, this is a relatively rare phenomenon!
handmade jewelry