martes, 16 de diciembre de 2008

¡Que viva mi zapatoooo!

¡Toma despedida, sucio perro! Le dijo y luego le tiró sus zapatos.
"A partir de ahora, los zapatos son armas de destrucción masiva. Pronto tendremos que ir desnudos a cuando estén cerca los altos dignatarios. Pero claro, no quiero ni pensar cuál sería la siguiente medida si alguien decidiera mearles. Como periodista debo avergonzarme y condenar el hecho. Normalmente los periodistas lanzan opiniones, comentarios, preguntas... Así está el mundo; tirándole zapatos a quien tira misiles", escribió Pablo Jato, en un artículo que me envió Vero Vero.
Y tiene razón, la imagen le dio vuelta al mundo, y resulta que "un simple zapato capta más nuestra atención que todos los misiles que han caído sobre inocentes en Irak".
Pero a cuántos de nosotros nos hubiera gustado poder hacer algo más para que parara la criminal guerra que inició Bush. Cuántos de nosotros firmamos manifiestos y aprovechamos cada oportunidad que tuvimos para rechazar el genocidio contra los iraquíes.
A pesar de su sencillez, los zapatos de este iraquí nos han reivindicado, porque han concentrado en sus suelas gastadas el repudio del mundo contra al ofensiva del Imperio.


¿Qué se merece Muntazer Al Ziadi por esto?, dice esta diapositiva.

Adaptándolas a nosotros, las opciones son:

a) Un mes sin sueldo, por no haberle acertado.

b) Un cursillo de tiro al blanco por correspondencia.

c) Un lote de kichutes de regalo.

d) Un puesto en la historia.

e) Que nos empeñemos todos en que sobreviva los interrogatorios y a que su integridad física sea respetada.

f) De todo hombre de bien, la más sana de las envidias.

g) De toda buena mujer, el más profundo agradecimiento.

h) De todo joven bien criado, las más grande admiración.


Yo voto por todas las opciones, de la d) a la h); pero si lo tuviera frente a mí le daría un pellizco por no haberle achuntado.

* La diapositiva me la envió Miguel.

3 comentarios:

LaMalaPalabra dijo...

f) y de la buena.. jejeje

Daniela Otero dijo...

Compañero:
Aunque generalmente conincidimos, lamento comunicarte que no me pareció la defensa que hiciste de los periodistas.Debatamos el tema, qué te parece?
Un abrazo.

LaMalaPalabra dijo...

Por su puesto mi estimada Dani. Te espero, el debate siempre es y será bueno.

Otro abrazo prenavideño.

Richard Sánchez